¿Puedo subir a mi perro en un avión?

Las mascotas no son sólo eso, muchas veces forman parte de nuestras familias, son miembros importantes y queremos que nos acompañen en todo momento, incluso en nuestros viajes. 

¿Alguna vez quisiste subir a tu animal de compañía a un avión? Yo sí, quise viajar con mi perrita a la playa y al intentarlo descubrí que hay muchas cosas a tomar en cuenta antes y durante el vuelo. 

Para empezar las aerolíneas piden que los animales que viajen tengan un peso específico dependiendo de la modalidad que se quiera; para viajar con un perro en cabina hay medidas específicas, por ejemplo, Aeroméxico pide que el ejemplar y la transportadora juntos no pesen más de 9 kilos, de lo contrario deberán viajar en el equipaje. 

Uno de los temas que tuve que revisar fue justamente el peso, yo quería que mi perra viajara arriba, pero no hubo posibilidad porque es obesa y pesa 12 kilos. No hubo opción más que registrarla con las maletas, dónde el peso límite suele ser de 45 kilos. 

Otro tema de importancia siempre es la transportadora en la que subiremos a la mascota. Las aerolíneas piden medidas y calidad, ya que de eso depende la seguridad del animal durante el viaje. 

Recuerdo haber leído en más de una ocasión que perros o gatos subieron a aviones en transportadoras de mala calidad, que al final se rompieron y provocaron la pérdida del animal e incluso su muerte. 

Obviamente todo esto es una inversión extra de dinero, pero si uno quiere viajar con ellos son gastos a contemplar, de otro modo mejor que se queden en casa. 

Y eso pensando que sea un viaje nacional, porque para viajes internacionales cada país tiene sus propias restricciones, se piden certificados de salud y vacunación dependiendo de la región, además de lo que piden las aerolíneas. 

En el caso de las mascotas de servicio o apoyo emocional, cada compañía aérea tiene sus propias reglas; Aeroméxico, por ejemplo, permite que un animal acreditado en alguna de estas modalidades viaje en cabina, sin transportadora, pero siempre que sea capaz de comportarse. 

Lo que sí pude ver es el hecho de que cada vez hay más aerolíneas que se esfuerzan por ser pet friendly, introducen protocolos para que las mascotas viajen con sus dueños y lo hacen pensando en que estén seguras antes, durante y después de los vuelos. Esto es genial para quienes sí consideramos viajar con los miembros peludos de la familia a todas partes.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s